Seleccionar página

Para programa del lunes 10 de diciembre de Crónicas Sobre Emprendimiento en Cultura Emprende Radio, tuve el placer de contar con un invitado excepcional Ramón Maurel Pascual, Coach Ejecutivo de Emprendimiento y Liderazgo.

Ramón es fundador y CEO de Ingeniería del Crecimiento, experto en simplificar la gestión e incorporar el desarrollo sostenible en las organizaciones.

Ha trabajado más de dos décadas en el ámbito internacional como ejecutivo en grandes empresas de sectores como el lujo, retail o alimentación y hace unos años, decide abandonar este sector para dedicarse por completo a fundar una consultora global para el desarrollo de la excelencia consciente.

Renunciar a una carrera plagada de éxitos, donde sus conocimientos y desarrollo profesional tenían como sede más de 15 países y  que lo llevó a ser  galardonado en el año 2013 con el premio Líder de Calidad que concede la Asociación Española para la Calidad, y también, finalista en el European Quality Leader Award 2014 no es sencillo, pero cuando las ideas son claras, aquello que te apasiona parece tener mas peso.

Así conocí a Ramón, con un bagaje que impresiona a cualquiera pero no tanto como escucharle hablar. Conecté con él de inmediato, es imposible no hacerlo,  sus palabras deslumbran y yo estoy muy acostumbrada a tropezarme con el talento gracias a mi trabajo.

Hablamos de su libro «El Líder Interior» que estoy ansiosa por leer y, me quedó como regalo una agenda espectacular «Un día una, una acción», para ir siguiendo mis objetivo y nunca perder el norte.

No pude realizar la entrevista, mi lugar lo ocupó mi compañera Dhana Corredor a quien como siempre estoy muy agradecida y os invito a escucharlar en una entrevista maravillosa, como no podía ser de otra forma.

Comparto alguna de las preguntas que surgieron ese día como una abreboca de lo que encontrareis en el audio:

 

Comenzamos por una pregunta casi obligada: ¿Todo emprendedor es un líder?

Desde luego, todo emprendedor tiene una clara llamada al liderazgo, a seguir un camino propio de hacer las cosas.

Ahora bien, lo cierto es que líderes auténticos hay muy pocos, puesto que el liderazgo, es una forma de vida, un camino que no tiene fin. Es una manera de ser y de hacer.

En cuanto a la manera de ser, un líder conecta con su esencia, con que realmente es. Con lo que le hace único y genuino.

Eso es lo que realmente le proporciona el impulso para avanzar cuando las cosas no salen cómo quizá esperaba. Aunque necesitaríamos horas para desarrollar este punto, la palabra clave es “coherencia”: pensamiento, palabra y acción, alineada con el corazón.

En cuanto a la manera de hacer, un líder (entre otras muchas cosas), busca la excelencia en aquello que hace, que no es otra cosa que “hacer lo ordinario de manera extraordinaria”. Si además esa excelencia está impregnada de pasión, entonces es muy probable que delante de nosotros, tengamos a un auténtico líder.

 

¿Cuáles son los 3 principales problemas que te encuentras en tu trabajo con emprendedores?

El primero, sin lugar a duda, es la falta de claridad. Cuando no hay un propósito claro, una propuesta de valor diferenciada, unos “pilares” clave sobre los que asentar el éxito, hay una tendencia a la dispersión.

Esa dispersión, por ejemplo, lleva al emprendedor a tratar de hacer muchas cosas, porque piensas que así tendrá más ingresos, cuando es lo contrario: la especialización, y el foco en un tema concreto, lleva a la simplificación de todo, y desde esa simplificación (los pocos asuntos vitales, frente a los muchos triviales) es donde llega la fluidez y los resultados.

El segundo de los problemas tiene mucho que ver con la gestión emocional: por un lado, la ansiedad que provoca el miedo a que las cosas no ocurran: a que no lleguen los clientes, a que no se haga la venta, al “fracaso”

…. por otro lado, la ira que se genera cuando no se dice y hace lo que realmente se quiere decir y hacer, y por último, la frustración cuando los resultados no se corresponden con lo esperado.

Y el tercer problema, extendido no solo en el mundo del emprendimiento, es el de la comunicación. Por un lado, la comunicación con uno mismo (qué es lo que realmente siento) y por otro, la empatía para comuncar con el otro, sin renuncia a lo que uno realmente piensa y siente.

 

¿Qué pregunta clave le formularías a cualquier emprendedor?

Antes, durante y en cualquier momento de tomar una decisión importante, la pregunta clave es “¿Para qué estoy haciendo lo que hago?” Esta pregunta conecta con el propósito de servicio a los demás y “alinea” todas las acciones a llevar a cabo en el día a día.

De hecho, el maestro budista Shantideva, allá por el siglo VII dc decía que “deberíamos disfrutar haciendo cosas buenas para los demás”. Ahí es donde está el propósito de servicio.

En ese “para qué” (y no en el “por qué”) está la respuesta para tomar decisiones alineadas con lo que el emprendedor realmente quiere hacer, sin dejarse llevar por los “cantos de sirena”.

Dado que en tu actividad diaria utilizas el coaching, para aquellos que no estén muy familiarizados, ¿Qué aporta el coaching al emprendimiento?

El tipo de coaching que yo practico solo busca un objetivo, que no es otro que el de que mis clientes encuentren la tranquilidad y serenidad en el día para poder avanzar en su vida.

Aquí no buscamos un resultado concreto, si bien, esos resultados llegan de una manera fluida cuando el emprendedor se libera de toda esa carga mental y emocional que lleva en el día.

Como una y otra vez les digo a mis clientes, “menos es mas”: menos esfuerzo y más impacto en cada acción.

La clave es conectar con lo que es la esencia de cada persona y desde ahí, accionar, logrando que esas acciones sean relevantes.

 

Por último, darte la enhorabuena por la publicación de tu primer libro “El líder interior”. ¿De qué trata y qué nos podemos encontrar en él?

“Desafortunado el hombre al que la adversidad olvida, pues no tiene la ocasión de ponerse a prueba” – Séneca

Poder, fama, títulos, dinero, cargo, estatus social, carisma … son algunas de las palabras asociadas al liderazgo. Aunque puede ser que un líder encarne todas o alguna de ellas, lo cierto es que el autentico liderazgo poco o nada tiene que ver con todo eso.

Ser un líder de verdad implica ser coherente con tu corazón, con tu verdad interior. Por consiguiente, solo puedes ser un líder auténtico, cuando te hayas liderado a ti mismo puesto que el liderazgo genuino, el de verdad, nace desde el interior.

En esta fábula moderna, Pablo, el protagonista de la historia, mostrará a los lectores cómo conseguirlo.

Lo único que se te separa de lo que quieres, es lo que tienes.  ¿Qué ocurriría si lo perdieses todo? Como le ocurrió a Pablo, probablemente te encontrases a ti mismo, al auténtico líder que hay dentro de ti, puesto que todos, sin excepción, tenemos dones y talento que nos hacen extraordinarios.

 

 

¿Quieres conocer más sobre Ramón Maurel Pascual? 

 

LOGO BLOG DE ALEJANDRA

 

Compartelo en las redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
1
Hola
¿En que puedo ayudarte?
Powered by