Seleccionar página

En el programa de esta semana de #CrónicasSobreEmprendimiento en Cultura Emprende Radio tuve el placer de entrevistar a Mar Carbonell Soto.

Dicen que cuando el alumno está listo para aprender aparece el maestro, y así empezó mi relación Mar. La conocí a través de las redes sociales por amigos en común pero cuando descubrí lo que hacía y cómo lo hacía, la contacté  para conocerla.

Desde que soy madre he leído mucho sobre alimentación y he trabajado en cambiar nuestros hábitos alimenticios para ofrecerle a mi hijo lo mejor.  No sigo modas y me molesta cuando veo que personas no preparadas ni formadas adecuadamente adoctrinan con batidos milagrosos, planes détox, rutinas de ayuno y pare de contar.

Mar es médico y en la actualidad ejerce su profesión y la compagina con un proyecto muy cuidado, asentado sobre bases científicas sólidas y con un valor diferencial que se centra en el “acompañamiento”. Así nace el Método Tándem, como  una elección para cambiar realmente hábitos alimenticios con la única finalidad de mejorar la salud y sacarle todo el potencial a los alimentos.

Suena perfecto lo sé, pero lo es… Con Mar vino Amparo una de las primeras pacientes del método que según nos contó en 2 meses había perdido 15 kilos y que la regañaban por comer poco. Ahora trabaja para dejar de fumar también bajo el amparo de Tándem.

No os podéis hacer una idea de los radiantes que estaban ambas, no solo irradiaban belleza, también felicidad por haber compartido un trayecto cargado de buenas vivencias.

Cuento los días para empezar con el método y contaros de primera mano mi experiencia pero mientras, os invito a leer parte de la entrevista y a escuchar el audio del programa que será el primero de muchos sobre el tema:

¿Qué es metodotandem?

Es una nueva forma de entender la medicina, con la única intención de llevarla literalmente al salón o a la cocina de todo el mundo. En una sociedad en la que no tenemos tiempo para “nada”, sentimos la necesidad de crear una nueva forma de relacionarnos. Como médicos sabíamos que podíamos hacer por nuestros pacientes mucho más y dar un servicio necesario, pero incompatible con las agendas  sobrecarcagadas del día a día. Pero desde el punto de vista del usuario, también percibimos una necesidad de información, de atención y seguimiento individualizado, sin que ello supusiera renunciar a sus actividades, horarios y obligaciones diarias.

 Entonces, ¿cómo surge esta iniciativa?

Surge desde la propia experiencia. Nosotras a pesar de ser médicos, también nos dejamos atrapar por esa carrera frenética, en la que terminamos ocupándonos de todo… menos de nosotras mismas y fue cuando nos dimos cuenta de que necesitábamos dar una cambio radical a ciertos aspectos de nuestra práctica médica. Una cosa es la atención clínica, de altísima calidad,  que cubrimos en el hospital y otra cosa es la actividad docente, de prevención y promoción de la salud. Detectamos un vacío, un campo desatendido y decidimos iniciar una modesta Startup con un proyecto muy concreto.

El eterno problema del sobrepeso y la obesidad va mucho más alla de la talla y la estética. Contribuye a la aparición de multitud de enfermedades, que podrían prevenirse si los pacientes tuvieran toda la información, herramientas y el acompañamiento necesario para cambiar esos hábitos de riesgo. Nos centramos en este campo, con planes personalizados y seguimiento individualizado, para mejorar su salud desde unos correctos hábitos higiénico-dietéticos.

 Has mencionado herramientas para los pacientes, ¿en qué consisten?

En realidad nada nuevo, siempre insistimos en que no hemos inventado nada. Nos limitamos a intentar mejorar todo lo que ya está en los libros o en otros grupos de trabajo, solo que lo combinamos todo, intentando mejorarlo.

.- Lógicamente empezamos por una Historia Clínica completa, con las pruebas complementarias que consideramos oportunas.

.- Determinamos los Factores de Riesgo cardiovascular o hábitos nutricionales erroneos de cada paciente

.- Diseñamos unas recomendaciones y plan concreto adaptado a las particularidades de cada uno de ellos.

 .-Por otra parte generamos un escenario muy cómodo para el usuario.

.-No alteramos sus agendas, ni deben desplazarse a ningún lugar.

.-Establecemos contacto por videoconferencia y realizamos un seguimiento diario, individualizado, atendido por un grupo multidisciplinar (varios médicos especialistas, una enfermera y uan nutricionista). En este proceso, vamos analizando su evolución y modificamos todo lo necesario de manera inmediata y dinámica.

 .- En ese seguimiento vía whatsApp, aportamos:

  1. Información y explicación científica de por qué el cuerpo funciona de una determinada manera en cada momento.
  2. Les vamos dando diferentes opciones, según surgen nuevas dificultades.
  3. Empleamos el Coaching estratégico, porque es fundamental tener en cuenta las emociones para llegar a explicar el comportamiento y el origen de ciertos hábitos.
  4. Recurrimos a la PNL, programación Neuro lingüística para reconvertir creencias limitantes en empoderantes.
  5. Y creamos Tribu, unión, apoyo de unos pacientes con otros, incluyéndolos a todos en un chat común.
  6. Todas las semanas les facilitamos nuevas y divertidas recetas creadas por la Dra Carmen Pérez de Isla y ponemos a su disposición los libros de recetas que vamos publicando, con recomendaciones aptas para toda la familia.

 

 ¿Cual es el objetivo final de metodotandem?

Pretendemos ser una plataforma de Salud:

  • Que conecte profesionales con nuestra misma inquietud, el querer dar una atención más integral y personalizada, con pacientes que necesitan ese apoyo y seguimiento para poder llegar a modificar hábitos de riesgo.
  • Ser una plataforma divulgadora de información sanitaria en un  lenguaje accesible a todo el mundo pero con el máximo rigor científico, desde la cercanía, contando de manera sencilla  lo que nos va bien y que funciona.

Los efectos secundarios de este trabajo son:

  • Disminución de la incidencia y prevalencia de enfermedades
  • Menor número de bajas laborales.
  • Menor número de ingresos hospitalarios
  • Menor gasto farmacéutico y sanitario.
  • Médicos y pacientes más felices.

 

SEIS SENCILLOS HÁBITOS PARA MEJORAR TU SALUD.

Hoy queremos hacer una reflexión sobre las DIETAS MILAGRO, ya sea:

  • a base de batidos, pastillas o cualquier otro producto o
  • privándote de manera radical de algún nutriente esencial o
  • basando tu alimentación en un sólo grupo de alimentos

La idea de obtener resultados espectaculares sin ningún esfuerzo, no solo es falsa, también puede resultar peligrosa para tu salud.La realidad es que si comemos más cantidad de la estrictamente necesaria para nuestra actividad diaria, engordamos y el balance siempre será positivo. No existen los milagros, debemos aumentar la actividad física o adaptarla a nuestra situación personal y cómo no, consumir menos comida basura e hipercalórica.

Debemos respetar el aporte de:

  • Macronutrientes: Proteínas, grasa e hidratos de carbono, ya que son la base que garantiza una correcta función metabólica y de regeneración de estructuras.
  • Los micronutrientes: Minerales y vitaminas, deben estar presentes en nuestra dieta, y si los suprimimos por opciones personales, como en le caso de vegetarianos o veganos, las tendremos que aportar con suplementos nutricionales.
  • Por otra parte, debemos ingerir suficiente cantidad de líquidos, fundamental para el correcto desarrollo de todos los procesos metabólicos y más aún si pretendemos quemar excedente de grasa, ya que ello acarrea mayor consumo de agua.
  • Debemos prestar especial atención a las horas de ayuno a lo largo del día, lejos de ayudar a perder peso, inducen la aparición de picos de insulina en la siguiente ingesta, de manera que nuestra glucemia en sangre será una montaña rusa que no nos beneficia a la hora de una correcta degradación y eliminación de grasa.
  • Todo en nuestro organismo está conectado, incluso las horas de sueño van a modificar tu capacidad para perder peso, ya que alterar la producción de CORTISOL, también engorda.

Actualmente hay muchos grupos de trabajo, que colaboran con los pacientes en esta aventura que es PONER SALUD EN TU VIDA.

Infórmate, seguro que hay uno perfecto para ti, lo importante es que te asesoren, con honestidad, con conocimiento científico y te acompañen solucionando las dificultades que van apareciendo en el camino. Pero a la hora de la verdad, ¿qué hacemos?, pasamos la vida intentando descubrir esas dietas milagro o la última moda de los famosos para perder peso, reduciendo al mínimo cualquier esfuerzo que ello pueda acarrear.

Queremos los resultados para ayer, mejor que para mañana y por supuesto sin poner en riesgo nuestra salud, pero finalmente no conseguimos el objetivo esperado, ya que abandonamos ante el primer contratiempo…… ¡¡¡¡¡y así no podemos seguir!!!!.

Una correcta alimentación es mucho más sencilla de lo que imaginas. Si te organizas y planificas será muy fácil tener éxito, ya que se convertirá en una costumbre, en un hábito y cuando quede integrado en tu rutina diaria, aparecerá en tu vida de manera automática, de una forma natural y sencilla….como montar en una bicicleta. ¿Te subes a la mía?… !!!!hasta que cojas ritmo,  pedaleo yo¡¡¡¡¡

Al margen de todos los consejos médicos, hoy quiero compartir contigo cinco sencillos hábitos, que puedes empezar a practicar en cualquier momento, quieras hacer dieta o no, te ayudarán igualmente a poner más salud en tu vida.

  1. Mira qué hay en tu nevera.

Todos sabemos que para perder peso, debemos ingerir menos calorías de las que quemamos, sin embargo de vez en cuando nos volvemos locos y compramos en el supermercado todos los productos Light que vemos en la televisión o las últimas pastilla milagro que nos ha recomendado un amigo porque a otro le fue bien….. pero a la hora de la verdad ¿qué es lo que comes? pues lo que encuentras en tu nevera y encuentras, sencillamente, lo que tú pones dentro.

Tienes que sanear tu nevera. Deberías disminuir la cantidad de alimentos procesados o congelados y llenar las estanterías con productos frescos, ricos en nutrientes, vitaminas, proteínas y minerales. Reduce el consumo de alimentos ricos en azúcares e hipercalóricos y controla la cantidad de grasa que va a parar a tu nevera.

  1. Pon equilibrio en tu alimentación.

A lo largo de los años hemos tenido la oportunidad de ensalzar o condenar a muchos alimentos y creo que ni tanto ni tan poco. Vemos cómo los expertos en dietética y nutrición nos hablan de la carne o los lácteos, incluso de los cereales, productos alabados o criticados hasta el extremo. Desde metodotandem, pensamos que todo en su justa medida tiene su indicación.

Debemos prestar una especial atención a los macronutrientes, que aportan energía y forman parte estructural de nuestro cuerpo, como son los glúcidos, lípidos y proteínas. Pero no podemos olvidar los micronutrientes, formados por las vitaminas y minerales. Estos últimos contribuyen a garantizar el correcto funcionamiento del organismo a muchos niveles.

Todos deben estar presentes en nuestra alimentación en las proporciones adecuadas, puesto que el déficit de alguno de ellos puede facilitar la reducción de peso, pero a la larga  generar enfermedades importantes, con el conocido efecto rebote y recuperación de los kilos perdidos. Un micronutriente a destacar, es la vitamina B12, ausente en muchas dietas, sin duda, por falta de información.

  1. Organiza cada día con antelación.

Si dejas la responsabilidad de tu alimentación dentro de tu nevera, esta te ofrecerá todos los días lo mismo, lo que hay en sus baldas. Organiza con antelación tu menú diario, de esa forma, tendrás tiempo de comprar los ingredientes que necesitas para elaborar una comida sencilla, pero con lógica. No es necesario ir todos los días a hacer la compra, pero puedes ir planificándote cada 4 o 5 días, de esa forma podrás preparar diferentes combinaciones, sin comer cada día lo mismo, consiguiendo una dieta variada y saludable.

Lo que ocurre cuando no nos organizamos es que al final, comemos lo mismo todos los días, caemos en el aburrimiento y dejamos las dietas, la alimentación saludable y todo lo que nos propongan… limitándonos una vez más a “tirar de lo que encuentro”……o….”de lo que se me antoja”… que aun es peor!!

El día tiene una lista interminable de acciones y decisiones que debemos tomar, a qué hora me levanto, qué ropa me pongo, voy al trabajo en coche o en transporte público, me llevo la comida o cómo “lo que sea” en la oficina…. Todas estas decisiones terminan por agotarnos, de manera que cuanto más sistematices tu día, más fácil será ir cumpliendo con las tareas cotidianas. Algo como la ingesta de alimentos lo realizaremos todos los días, de forma que cuanto mejor te planifiques más garantía de éxito tendrás.

  1. Cada cuerpo tiene una dieta ideal.

Es tan sencillo cómo que no todas las dietas son buenas para todo el mundo y debemos saber que los alimentos tienen efectos diferentes en cada uno de nosotros……. Lo que a uno le sienta bien, para otra persona puede resultar lo peor, me explico.

Respetando un correcto aporte de glúcidos, lípidos y proteínas, deberemos ir variando hasta encontrar cuales son los que más nos favorecen y cuales los que no…. Una inofensiva lechuga a mi, me puede sentar muy bien, pero a ti, tal vez lo que mejor te sienta es la escarola… algo tan sencillo como esto.

Debes ir seleccionando una alimentación que se adapte a tus requerimientos diarios, cualquier profesional en dietética y nutrición puede darte unas pequeñas pautas. No puede ser igual mi alimentación, si me estoy recuperando de una intervención quirúrgica, que si estoy preparando unas oposiciones con vida sedentaria o si quiero entrenar y correr una San Silvestre.

Puedes iniciar ese cambio y ese aprendizaje de nuevos hábitos con un grupo de profesionales, si te resulta más sencillo, pero cuando forme parte de tus costumbres y rutinas, lo harás tu solo perfectamente.

  1. Higiene mental.

Debemos partir de un punto realista que ponga verdad en nuestra vida. Todos somos humanos, los robots y los “humanoides” están en las películas. Todos nos confundimos y nos equivocamos y estamos para aprender. Por lo que no podemos castigarnos, ni sentirnos culpables cada vez que nuestra alimentación no es perfecta, esto nos conduce al fracaso sin remedio.

Ya sabemos que la PNL, Programación Neuro Lingüística, el tema de creencias limitantes y empoderantes y el Coaching estratégico y nutricional …… está muy de moda….. y además es necesario, nosotros lo empleamos y lo defendemos. Pero al margen de todas estas herramientas, tenemos la ciencia médica para explicarte que sentirte culpable …ENGORDA, que no quererte… ENGORDA, que no respetarte… ENGORDA, que no admirarte y animarte….. ENGORDA.

  1. Vigila tu ocio y tiempo libre. 

Desconecta, siempre que te lo puedas permitir, de las ataduras de horarios, obligaciones o trabajo…… o permítete el lujo de darte un masaje o escuchar una buena banda sonora, todos esos estímulos inducen la liberación de endorfinas

Unos correctos niveles de estos neurotransmisores nos permitirán después afrontar con más facilidad situaciones estresantes o dolorosas…… y no precisaremos aumentarlos de manera transitoria, con ciertos alimentos o sustancias poco recomendables.

Los anestesistas conocemos muy bien las rutas metabólicas relacionadas con la liberación de cortisol o de péptidos endógenos y el efecto que genera en nuestro organismo, te podemos hacer entender, con pocas palabras, por qué todo eso…. ENGORDA.

Conclusión…… quiérete, compréndete, perdónate y diviértete, serás más feliz y la báscula te lo agradecerá.

El único problema es que te tocará cambiar el fondo de armario…….. así que, qué me dices? ¿Nos vamos de compras?.

 

¿Quieres contactar la Dra. Mar Carbonell Soto?

0365

  • Twitter: @metodotandem
  • Instagram: @metodotandem, @doctoramarcarbo, @carmenpisla

 

LOGO BLOG DE ALEJANDRA

 

Compartelo en las redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin