Seleccionar página

Alfredo Rucco es un profesional con amplia experiencia en formación, consultoría y desarrollo organizacional. Su actividad profesional se ha cimentado en diversas empresas multinacionales y mas recientemente en Doing International.

Doing, se orienta a la formación profesional, asesoría, consultoría, coaching y desarrollo organizacional como medio de fortalecer el desarrollo de las competencias claves del personal y el mejoramiento integral de los procesos de sus clientes.

Como consecuencia de un procesos de colaboración que hemos iniciado recientemente, quiero compartir con vosotros a partir de ahora una serie de artículos que espero sean de vuestro interés:

“El emprendimiento dentro de las organizaciones empresariales, una necesidad y un cambio cultural”

En una resonante declaración del vicepresidente de recursos humanos de Google, Laszlo Bok, según una entrevista publicada por el New York Times el 19 de junio de 2013, este decía textualmente…

“Una de las cosas que hemos aprendido tras analizar todos los datos de nuestro proceso de selección es que el expediente académico y la puntuación de los candidatos en los test son inútiles como criterio de contratación”

Esta declaración de hace más de 5 años adquiere cada vez más vigencia. La razón de ser tan tajante en su apreciación seguramente no tenía como intención simplemente demostrar una vez más la vanguardia de Google en su política de gestionar su talento, la cual es ampliamente conocida, sino que refleja la manera de valorar un elemento insustituible del aporte del componente humano a las organizaciones, su actitud.

“Hay equipos en los que el 14% de los miembros nunca han ido a la universidad”, ha reconocido Bock. En una organización donde los trabajadores tienen oportunidad de desarrollar sus propios proyectos en forma autónoma, con la única condición de que los mismos aporten innovación y creen valor para la compañía, no podría ser diferente. No quiere decir esto que la educación o la formación universitaria sean aspectos desdeñables en la vida profesional o que no aporten valor a la empresa. Lo que dice Bock es que estos aspectos, por sí mismos, no son predictores de lo que ellos andan buscando.

Muchos piensan que el emprendimiento es una actividad que describe simplemente la acción de un individuo para crear su propia empresa o su propia fuente de trabajo. Emprender es una acción que describe una serie de actitudes deseables por cualquier organización de vanguardia como Google, y es eso precisamente lo que andan buscando en los aspirantes a una posición en la empresa.

Emprender implica capacidad para asumir riesgos, creatividad y determinación, es confianza en sí mismo y posibilidad de trazar el camino a seguir. Emprender significa iniciar algo que requiere determinación y capacidad de monitorear constantemente para corregir desviaciones, es asumir la posibilidad de fracaso como un reto de aprendizaje.

De tal manera que el tema del emprendimiento no es exclusivo para quienes pretenden desempeñarse en un negocio propio, sino que también es un elemento a considerar en el proceso de selección y de gestión en las empresas. Un trabajador dependiente con capacidad emprendedora es la forma en la que las corporaciones pueden gestionar y asegurar su propia viabilidad.

Esto implica modificar las rígidas estructuras tradicionales y las forma de evaluar el desempeño. No es posible, en un mundo altamente competitivo que una organización sea exitosa si no garantiza la creatividad, la innovación, la adaptación al cambio, la exploración de nuevos mercados y nuevos productos, si no cuenta con talento humano emprendedor.

Obviamente, las empresas requieren un nuevo estilo de liderazgo, estructuras flexibles, capacidad de asumir riesgos, modificar sus métodos de captación y selección de personal, desarrollar un ambiente fundamentado en la confianza e incrementar su tolerancia al riesgo.

Esto no es una opción, es una realidad que se impone. El nuevo talento humano se orienta a trabajar en ambientes más flexibles, con mayor libertad de acción, con posibilidad de desarrollo y aprendizaje continuos, con la posibilidad de asumir nuevos retos, de aportar y ser escuchados, de contar con horarios flexibles.

En otras palabras, el talento disponible para ser captado por las organizaciones es cada vez más, personas con aspiraciones a ser emprendedoras y es precisamente lo que las organizaciones que aspiren al éxito necesitan.

Resulta paradójico que muchas empresas no consigan el talento que requieren y que muchas personas, con talento no consigan plazas de trabajo. Esto plantea el reto de sincerar y valorar al emprendimiento como un elemento clave dentro de las organizaciones y eso implica un significativo cambio cultural.

Autor: Alfedo Rucco – Consultor, formador

Enlace del texto de origen: https://doinginternational.com/blog/el-emprendimiento-dentro-de-las-organizaciones-empresariales-una-necesidad-y-un-cambio-cultural/ 

LOGO BLOG DE ALEJANDRA

 

Compartelo en las redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
1
Hola
¿En que puedo ayudarte?
Powered by